Asaltos de los “marcas” causan terror en Arequipa

SIN REACCIÓN. Delincuentes operan desde hace unos días en la Blanca Ciudad sin que la Policía pueda detenerlos. Limitaciones en el órgano de investigación de la PNP por ahora no permiten la captura de ninguno de los asaltantes.

La voz se le quiebra. La desesperación de Marily I. M. concluye en llanto mientras relata que delincuentes con  el rostro a medio cubrir le robaron 10 mil dólares. Todo indica que esta propietaria de una ferretería en Paucarpata no será la última víctima.

Una seguidilla de asaltos a mano armada tienen en jaque a los arequipeños. En los últimos días se han registrado, al menos nueve asaltos en la modalidad de “marca”. Hasta hoy, ninguno de los hampones fue capturado.

De los robos, cuatro fueron por montos importantes. En uno de ellos, Marleni S., dedicada al comercio de quinua, fue despojada de 200 mil soles.

El especialista en temas de seguridad y criminólogo de la Universidad de París, Guido del Carpio, explica que el modus operandi de estas bandas es conocido. Hacen seguimiento a sus víctimas, es decir marcan, luego a bordo de autos o motos los interceptan con armas y los despojan del botín. Oponerse supone salir herido o muerto.

SIN RESPUESTA

El 04 de setiembre, el jefe de la División Policial de Orden y Seguridad, coronel PNP Ghino Malaspina, aseguraba que la delincuencia había reducido en 2% en Arequipa. Pero ese mismo día, la realidad lo confrontaba. Marily llorando narraba como tres “marcas”, sin piedad la golpearon y le dispararon a su esposo, quien por suerte evadió el tiro. “No trabajamos para que ellos (los asaltantes) se lleven nuestro esfuerzo”, reclamó. En los nueve atracos, los hampones ganaron casi 322 mil soles a punta de disparos y golpes.

La ONU -recuerda Del Carpio- ha establecido que por cada 250 ciudadanos debe haber un policía. En Arequipa la regla no se cumple. Se estima que hay un agente por cada 900 personas. El bajo número de agentes quizás sea la dificultad de la Policía para hacer frente a la delincuencia.

Guido del Carpio señala que las acciones policiales deberían dividirse en preventivas y operativas. Las primeras suponen acciones de inteligencia, es decir, que los detectives conozcan el movimiento de las bandas locales y cómo se “injertan” (combinan) con delincuentes del norte, de Lima, incluso de Puno y hasta los extranjeros.

Con los crímenes ya encima, “la Policía debería estar en la capacidad de neutralizarlos”.

Los responsables de resolver estos casos son los detectives de la sección Robos del Departamento de Investigación Criminal (Depincri). “Somos algo más de 27 detectives para investigar todos los casos de la región, no solo de Arequipa”, subraya uno de ellos algo preocupado.

Otro agente cuenta que no tienen un patrullero ni para trasladar a los detenidos. “Nuestra unidad necesita vehículos que puedan pasar desapercibidos para hacer inteligencia, pero no tenemos ni uno”, manifiesta.

En esas condiciones, aseguran, intentan hacer sus propios esfuerzos.

Pese a las limitaciones, la Policía ha desarticulado, hasta el 31 de agosto, 210 bandas y ha detenido a 2247 sujetos. El 2016, cerraron el año con 136 organizaciones desbaratadas y 2555 capturados.

Los delincuentes miden la reacción de las autoridades. Si no encuentran oposición, siguen “golpeando”, dice Del Carpio. El especialista recuerda que nuestra ciudad viene de afrontar una ola de robos y violaciones en taxi. Nadie fue detenido por aquellos casos. “El mensaje para los delincuentes es: ‘en Arequipa es fácil asaltar’”, indica.

SIGUEN LAS VÍCTIMAS

A lista de crímenes se suman otros hechos. El robo de 105 mil soles de la empresa Sintegli SAC. El rostro de uno de los dos delincuentes quedó grabado por cámaras de seguridad, pero hasta hoy no es detenido. Otros dos, haciéndose pasar por policías, ingresaron a la casa de un notario y se llevaron más de 20 mil soles y una caja fuerte.

Tampoco conocen del temor a Dios. Con pistolas, ingresaron a la iglesia Nuestro Señor del Refugio del Cercado y se llevaron bienes por más de 5 mil soles.

De acuerdo al Observatorio Regional de Arequipa, hasta junio, se registraron 1342 delitos contra el patrimonio (robos y hurtos en todas sus modalidades) en el Cercado; en Paucarpata, 577; en Cerro Colorado, 289; y en Mariano Melgar, 154.

El psicólogo forense del Depincri, Gustavo Anci, explica que estos son delincuentes sin remordimiento, por ello disparan al cuerpo, como lo hicieron hace unos días contra el grifero Manuel Justo Flores (50).

La peor parte siempre es para las víctimas. Anci sostiene que en algunas personas, las secuelas suponen traumas, que devienen en estrés y ansiedad.

“Las población comienza a sentirse más insegura y algunos casos las personas pueden volverse irascibles”, sostiene.

Del Carpio explica que por su desarrollo y atractivo económico, la Blanca Ciudad es imán para delincuentes del norte.

Por ahora, la población soporta con temor la avanzada de los delincuentes y la Policía parece desbordada por el hampa organizada.

Ver también

empresas-mineras-tendran-que-aportar-para-afrontar-774675-jpg_604x0

Arequipa: Empresas mineras tendrán que aportar para afrontar pasivos ambientales

La sala Misti de la Convención Minera, fue el escenario para dar por inaugurado el PERUMIN 33, conferencias …

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *